sábado, 24 de marzo de 2012




No hay tanta diferencia entre la línea que separa la realidad de los sueños,
como no hay tanta diferencia entre la línea que separa la vida de la muerte.