jueves, 3 de noviembre de 2011

"Un sueño recurrente" - F.V.




De pequeño a los 3 años de edad, tuve por primera vez un sueño vívido, una pesadilla que llegué a entender sólo con el paso del tiempo, la cual generó un desenlace que me marcó para siempre.

En ese entonces, vivía con mis padres en una casa pegada a la de mis abuelos paternos la cual se conectaba entre sí por el fondo. El baño se situaba fuera de las dos casas más bien detrás de la nuestra y lo compartíamos con mis abuelos.
Esa noche, me acuestan en mi cama, me arropan y cuando me despierto estaba en brazos de mi madre que me miraba extrañada y sollozando. Fue hasta los 6 años de edad que cada tanto tenía estos episodios esporádicamente, y lo hablé con ella.

Le conté que había tenido un sueño... " estoy solo en nuestra casa, en la tarde, ya casi se estaba poniendo el sol, cuando decido salir al fondo a casa de mis abuelos... en la puerta del fondo de su casa hay un cartel que dice que salieron de paseo y vuelven en unas horas... intento salir por el fondo de las casas donde hay un portón de chapas y cuando llego al portón veo una silueta de negro con capucha (muy alta y oscura), por lo cual me asusto y comienzo a correr hacia atrás, mientras la imagen me avanza y yo me encierro en el pequeño baño de dos por dos, el cual tiene una puerta de madera y una pequeña ventanita.. Desde la cual veo la silueta que se pasea esperando a que yo salga... por lo que decido quedarme encerrado en el baño a esperar a que llegue alguien" luego de esto me despierto sudando y muy cansado.

Hasta acá es una de las tantas historias que se pueden escuchar, pero mi madre me despertó las incógnitas cuando me explica que en realidad, desde los tres años éste "sueño vivido" se lo cuento dormido, cada parte, cada paso que doy y es siempre igual,  y lo que más la impresiona es que desde los tres años yo le decía claramente que había un cartel y ella me preguntaba que decía el mismo y yo se lo leía en el sueño, obviamente después que me despertaba no sabía leer.
Lo más extraño de este sueño recurrente, casi catorce años después, nosotros ya no vivíamos con mis abuelos y yo ya no tenía más este sueño recurrente...sucede algo que nos marcó no solo por la situación sino también por el contexto.
Nos llaman a nuestra casa por teléfono y le comunican a mi mama que mi abuelo había fallecido, más precisamente le dio un infarto en su casa... Yo salí despavorido para constatar el tan doloroso hecho, tomé mi bicicleta y volé hasta la casa de mi abuela...cuando llegué estaba mi abuelo ya tendido fallecido en mi antigua cama...  comienzo a preguntar a mi abuela que había sucedido, y me contó..."nosotros estábamos por salir a pasear... te habíamos dejado una esquela por si venías, él fue al baño y dejó la puerta abierta y ya cuando lo encontré ....era tarde." ... leí la "esquela" que me dejaban y como no es de creer era la misma que veía en mis sueños. En ese momento, sentí impotencia por no advertirles de aquel sueño a ellos...   


No hay comentarios:

Publicar un comentario